Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

Miguel Gracia: “Cualquier avance en todo aquello que afecte al medio rural debe de ser consultado y consensuado con quienes allí residen”

Primer premio de fotografía a la obra Reflejos, de Carlos Martínez. CARLOS MARTÍNEZ

El presidente de la Diputación Provincial de Huesca (DPH), Miguel Gracia, entregó a la presidenta del Slow Food Huesca, Irene Gracia, el XXIII Galardón Félix de Azara, en una gala que conjugó los aspectos tradicionales de la misma con los nuevos derivados de los protocolos sanitarios marcados por la pandemia. Los protagonistas del acto, celebrado este viernes en la capital oscense, fueron los premiados, de quienes se destacó su labor para la defensa y divulgación del patrimonio natural de la provincia, en pro de un desarrollo sostenible, que es el objetivo central de estos premios y galardón.

Miguel Gracia resaltó el compromiso, esfuerzo y trabajo de todos ellos y en esta ocasión en concreto de todos los elementos que constituyen Slow Food, desde el trabajo de agricultores, ganaderos, de la agroindustria y comercialización y de los restauradores y establecimientos que trabajan el producto denominado de kilómetro cero.

“Este galardón nos ratifica en que el trabajo que hacemos merece la pena y nos anima y empuja a trabajar en ello, sobre todo con esta pandemia, que está contribuyendo también a reforzar el arraigo a la alimentación sana y con productos de nuestra tierra”. Con estas palabras, la presidenta de Slow Food Huesca, Irene Gracia, agradeció la máxima distinción provincial en defensa y difusión del medio ambiente y explicó que en Slow Food trabajan y apuestan por la provincia de Huesca.

Irene Gracia, presidenta de Slow Food, con el galardón Félix de Azara. DPH

“Este año, en el contexto de la pandemia, hemos visto el trabajo que Slow Food está haciendo en materia de alimentación de kilómetro cero, generando una red, una cadena, de la que forman parte desde agricultores, ganaderos, comercializadores, agroindustria y restauradores, en la que se priman los productos de calidad y de proximidad”, dijo Miguel Gracia.

En su intervención, el presidente de la DPH, además de felicitar a todos los premiados y recordar el 275.º aniversario del nacimiento de Félix de Azara, que se celebra este año, hizo alusión al momento actual. “Hay cada vez mayor necesidad de saber de dónde vienen los alimentos, cómo se producen, en qué contexto, cómo llegan hasta nuestra mesa. Un fenómeno que ya se había iniciado antes de la pandemia y que el confinamiento ha acelerado. Por eso hoy queremos reconocer el trabajo de Slow Food”, comentó.

“Lo que aquí hoy reconocemos y premiamos no está exento de grandes esfuerzos y no siempre acompaña la regularización administrativa; a veces excesiva y muy burocrática, desanimando a quien se aventura en este tipo de proyectos”, aseguró Miguel Gracia en su discurso de clausura. En concreto, aludió a las dificultades que tienen en el día a día estos eslabones fundamentales de la cadena alimentaria “como la ganadería extensiva, cuando paralelamente, desde la lejanía, se generan también otras leyes y normativas de difícil convivencia con esos modelos productivos”.

El presidente de la DPH argumentó que “cualquier avance, en todo aquello que afecte al territorio, a sus gentes, a su modelo de vida, a su cultura, etcétera, debe ser consultado, compartido y consensuado con ellos, que, en definitiva, son los verdaderos cuidadores de esos paisajes, de esos modelos de vida, de esa cultura, fruto de ese trabajo, tradición y esfuerzo”.

Los premiados de la XXIII edición

El escenario del Salón de Actos de la Diputación Provincial de Huesca se transformó en un plató televisivo para celebrar esta gala que pudo seguirse por el canal Youtube de la Diputación de Huesca y que contó con momentos más entrañables, como las conexiones por videoconferencia que se establecieron con los escolares del Colegio de La Fueva y los de La Alegría de Monzón, primer premio y accésit respectivamente en la categoría de escolares, y que contribuyeron a arropar el acto. Desde La Fueva llegaron Carla Abadía y Guillermo Mamolar y desde Monzón, Ana Seral y María Ángeles Espinosa.

La gala, presentada por el periodista Sergio Lacasa, contó con la interpretación musical de Edith Artal y Eva Laliena, cuyas tres piezas musicales se fueron intercalando entre la entrega de los premios. Además de los escolares arriba citados, recogieron su premio José Ferrer, enólogo de la empresa Viñas del Vero, por su gestión empresarial sostenible; María del Mar García, como representante de la entidad sin ánimo de lucro, Alborada, que obtuvo el reconocimiento por su proyecto Segunda oportunidad.

En la categoría de medios de comunicación, el primer premio fue para la web Cima Norte, cuyo creador y periodista, Adrián Solana, de Artieda, recogió el reconocimiento; y el accésit para el trabajo Movimientos ciudadanos para salvar el Pirineo de Huesca, de Josefina Maestre, de Radio 5.

Uno de los premios más visuales es cada edición el de fotografía, el Premio Internacional «David Gómez Samitier». Tras visionar todas las participantes, más de 40, Carlos Martínez recogió el premio por su fotografía de una hormiga que camina sobre unas gotas de agua que reflejan unas flores, y Francisco Javier Lozano y Joaquín Barrabés, sendos accésit, por Pasión navatera y El balcón del Cinca respectivamente.

En cuando a las becas para la investigación, Andreu Cera y Jorge Pey así como de la Escuela Politécnica Superior, recibieron sendas becas; y las editoriales Prames y Pirineum Digital, las ayudas obtenidas para la edición, por los trabajos presentados porJosé Miguel Navarro, de Biescas, y Sergio Sánchez, de Jaca.

En representación de las principales instituciones de la provincia estuvieron el presidente y la vicepresidenta de la DPH, Miguel Gracia y Elisa Sancho, el presidente de la comisión de Desarrollo y Sostenibilidad, Roque Vicente, los portavoces del PP, Álvaro Bescós, del PAR, Joaquín Serrano y de Cs, Cristian Royo. Además, también participaron el alcalde de Huesca, Luis Felipe, la vicepresidenta de las Cortes de Aragón, María Rodrigo, la subdelegada del Gobierno en Huesca, Silvia Salazar, la delegada del Gobierno de Aragón, Carmen Luesma, el alcalde de Barbuñales, Antonio Garcés, y Francisco Jordán de Urriés, como representante de la familia descendiente de Félix de Azara.

Todas las personas que asistieron o participado en esta gala que transcurrió en el salón de actos de la DPH se realizaron un test rápido de antígenos. En total 65 personas, con resultado negativo en el test, informa la institución provincial.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados