Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

La Junta de Cofradías y Hermandades de Semana Santa de Jaca asume con respeto y naturalidad el decreto del obispo de Jaca y Huesca, Julián Ruiz, dado a conocer este pasado viernes, junto al del resto de las diócesis aragonesas, confirmando que la pandemia obliga a suspender por segundo año todos los actos religiosos que se suelen celebrar en la vía pública durante la Semana Santa.

En condiciones normales, la Semana Santa de Jaca, declarada Fiesta de Interés Turístico de Aragón justo hace una década, en 2011, comenzaría el día 26 de marzo con el pregón en la Catedral. Dos días después, llegaría el popular Domingo de Ramos, dando inicio a una semana de procesiones que habría concluido el día 4 de abril con el Domingo de Resurrección.

Como explicó el presidente de la Junta de Cofradías de Jaca, José María Lacasta, “en una reunión telemática ya se valoró que no se iban a poder hacer actos en la calle, mientras que en el interior tendrían que ser con el aforo permitido por las autoridades, sin hacer llamamientos multitudinarios”. “Ya vendrán otros tiempos. Ahora, toca ser prudentes”, aseguró el también presidente de la Cofradía de la Flagelación de Nuestro Señor Jesucristo.

Ayer jueves, a última hora de la tarde, la Junta de Cofradías de Jaca celebró una reunión con el objetivo de valorar el edicto del obispo, así como el cuarto encuentro de representantes de Juntas de Cofradías de Aragón, que se celebró el pasado sábado de forma telemática. En dicho encuentro, se acordó que el próximo tendrá lugar el día 8 de enero de 2022 en Jaca.

Fotografía: MIGUEL ÁNGEL MUÑOZ
No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados