Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript
Estación de Javalambre, perteneciente al grupo Aramón. ARAMÓN

Ante el silencio de las últimas semanas del grupo Aramón, las asociaciones empresariales y turísticas afectadas ya esperábamos la noticia de la no apertura definitiva en esta temporada.

No podemos más que lamentar toda la situación generada desde que el pasado 19 de diciembre se decidió no abrir las provincias y, por tanto, no abrir las pistas de esquí. Entendemos que la situación sanitaria es prioritaria, y, a fecha de hoy, los datos de la provincia de Huesca son de los mejores de España. Pero no entendemos el abandono al que nuestro tejido empresarial se ha visto abocado. Sin clientes, sin ayudas, pero con casi todos los gastos fijos para cubrir.

Las estaciones cerradas, durante toda la temporada, suponen para muchas empresas la situación de cero ingresos desde el pasado 14 de marzo, cuando se decretó el primer estado de alarma; con suerte, la próxima temporada comenzará el próximo diciembre, eso significa algo más de 20 largos meses sin trabajar. Otras tantas, deben salvar estos largos 20 meses, habiendo trabajado los 3 o 4 que duró la “libertad” del verano. Cualquiera que sepa sumar 2+2, entenderá que estas situaciones son inviables a nivel empresarial.

Hemos propuesto soluciones: corredores seguros, aperturas limitadas, aforos restringidos…; se han analizado posibilidades puestas en marcha en otras comunidades y países; se han pedido ayudas, solicitado disminución de impuestos, de costes fijos… Cada vez es más obvio que la industria de la nieve, y todos los que dependemos de ella, no importamos al Pignatelli, aunque hemos estado gritando y peleando desde cada rincón de nuestro Pirineo aragonés y la comarca de Gúdar Javalambre para ser escuchados. Es imposible que no nos hayan oído.

A fecha de hoy, casi dos mese después del 19 de diciembre, nuestras empresas siguen abandonadas a su suerte. Luego nos lamentamos de que estas comarcas se quedan vacías. Qué pena y vergüenza, han dado la espalda vilmente a un territorio tan noble como el nuestro.

Esperamos que puedan dormir bien esta noche, por aquí mucha gente no lo hará, pensando con desesperación cómo sobrevivir.

Por decisiones políticas han permanecido cerradas las estaciones de esquí, motores que desarrollan la actividad empresarial en nuestros valles, arruinando con ello al Pirineo aragonés y a la comarca de Gúdar Javalambre.

Con esta decisión, exigimos, ya sin demora, ayudas directas a fondo perdido a las empresas y el ingreso básico de subsistencia. Ya no cabe contemplar ninguna otra alternativa.

Firmado: CEOS-CEPYME HUESCA, FECOS (Federación de Empresarios de Comercios y Servicios de la Provincia de Huesca), Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Huesca, AEPAG (Asociación de Empresarios Pirineos Alto Gállego), ACOMSEJA (Asociación de Empresarios de Comercio y Servicios de la Jacetania), AEJ (Asociación de Empresarios de la Jacetania), ATVA (Asociación Turística Valle del Aragón), ATEVB (Asociación Turística Empresarial Valle de Benasque), ATVT (Asociación Turística Valle de Tena), AETS (Asociación Empresarial Turística Sobrarbe) y Asociación Turística Gúdar Javalambre.
No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados