Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

Noticias del gran mundo (News of the World, 2020).

Duración: 118 min. País: Estados Unidos. Dirección: Paul Greengrass. Guion: Luke Davies, Paul Greengrass, según la novela de Paulette Jiles. Música: James Newton Howard. Fotografía: Dariusz Wolski. Reparto: Tom Hanks, Helena Zengel, Neil Sandilands, Elizabeth Marvel, Ray McKinnon, Mare Winningham, Chukwudi Iwuji, Thomas Francis Murphy, Michael Angelo Covino, Fred Hechinger, Annacheska Brown, Christopher Hagen, Michelle Campbell, Stafford Douglas. Productora: Playtone, Pretty Pictures y Universal Pictures. Distribuidora: Universal Pictures y Netflix.

Cinco años después del final de la Guerra Civil estadounidense, el capitán Jefferson Kyle Kidd (Tom Hanks), veterano de tres guerras, viaja de ciudad en ciudad narrando noticias, hablando de presidentes y reinas, de luchas gloriosas, devastadoras catástrofes y apasionantes aventuras que tienen lugar en cualquier rincón del mundo. Un día, en las llanuras de Texas, el capitán conoce a Johanna, una niña de diez años secuestrada tiempo atrás por la tribu Kiowa.

La Guerra de Secesión o Guerra Civil norteamericana, fue un largo y sangriento conflicto armado de los Estados Unidos que duró cuatro años, con una estimación de un millón de muertos. Un país con una gran cicatriz, dos tipos de sociedad, e intereses económicos y políticos contrapuestos que continuaron años después. Comienza el film mostrando la vileza y degradación moral inherentes a este periodo de reconstrucción en Estados Unidos, golpeando al espectador sin rodeos ni miramientos. Un western, que en realidad no lo parece. Si fuera ambientada en otra época, podríamos decir que estamos ante una road-movie, en la que los personajes recorren kilómetros a través de unos parajes inhóspitos, enfrentándose a la naturaleza, y a seres humanos despojados de toda ética.

Paul Greengrass, director británico, es conocido por las trepidantes El ultimátum de Bourne, Jason Bourne o Green Zone: Distrito protegido, películas en las que no había tregua, y existía un ritmo frenético convertido en los niveles más altos de entretenimiento. En este caso, no tendremos ese tipo de cine al que estamos habituados. Aunque existan secuencias de violencia, la intención es bien distinta, porque podríamos afirmar que el film tiene un tono casi intimista, que expresa el sentimiento de desarraigo de sus personajes. La búsqueda de un hogar, de un lugar que pueda ser el paradigma de la paz y tranquilidad, para contrarrestar todo el caos en el que han vivido o siguen viviendo. La dirección de Greengrass, basa muchas secuencias en el steadycam (cámara en mano), para proporcionar un aire vívido a la acción, aunque en ocasiones es más un recurso de moda, que una necesidad estética.

Excelente dirección de fotografía a cargo de Dariusz Wolski. Quien, curiosamente, comenzó realizando videoclips, siendo muy conocidos el de Susanne Vega (Luka) y el de Eminem (Stan), y las imágenes de grandes títulos comoPrometheus, Piratas del Caribe o Alicia en el País de las Maravillas. Desarrolla planos aéreos que ensalzan el Viejo Oeste, con una iluminación que destaca lo árido, salvaje y caluroso de estos territorios: Es el lejano oeste. Por otra parte, en la ambientación, no faltan los típicos salones, pistoleros, o tribus indígenas.

Tom Hanks y Helena Zengel en una de las secuencias de la película.

Tom Hanks nunca ha sido santo de nuestra devoción, pero cuando desarrolla bien su trabajo, es obligado reconocerlo. Realiza una actuación impecable, expresando correctamente la carga del pasado que desea dejar atrás, para olvidar y poder reconciliarse con la vida. También, el magnetismo que muestra al referir sus historias allí donde va. Además, tiene como compañera de reparto, a una joven Helena Zengel, que suple con creces las carencias expresivas de Hanks, encajando los dos mediante una química especial. Dos solitarios derrotados.

Película bastante fiel a la novela original de la escritora estadounidense Paulette Jiles, quien basó el personaje en alguien real: El tatarabuelo de un amigo que viajó en la década de 1870 por el norte de Texas, leyendo en voz alta y de pueblo en pueblo, las noticias publicadas por periódicos de lugares muy distantes. Jiles también se documentó sobre niños de colonos capturados por kiowas y comanches. La historia la escriben los ganadores… En esta ocasión, tanto Paulette Jiles como el director Paul Greengrass, parece que prefieren hablar sobre el drama de las personas anónimas que sobrevivieron a una guerra.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados