Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

País: Estados Unidos. Dirección: Josh Boone, BenjaminCavell. Guion: Josh Boone, Benjamin Cavell, Jill Kill, Owen King. Fotografía: ElieSmolkin. Reparto: Alexander Skarsgård, James Marsden, Jovan Adepo, Whoopi Goldberg, Amber Heard, Brad William Henke, Katherine McNamara, Daniel Sunjata, Owen Teague, Nat Wolff, Odessa Young, Henry Zaga, Gordon Cormier, Olivia Cheng, Nicholas Lea, Arkie Kandola, Seth Whittaker, Jennifer-Juniper Angeli, Eion Bailey, Curtis Braconnier. Productora: Vertigo Entertainment, CBS TelevisionStudios, Mosaic. Distribución:Plataformas digitales.

No solo la situación actual ha hecho que cambiemos de planteamiento en el consumo de cine y series. Las series de televisión son las triunfadoras en una industria que no ha podido mostrar títulos nuevos, mientras sufrimos el cierre de demasiadas salas de cine. Las series nos gustan por lo inmediato. Ese nuevo ritual en casa, con inmediatez, de consumo rápido, y que puede arruinar las horas de sueño de cualquiera, por la facilidad de darle a un botón y pasar al siguiente capítulo, sin esperas. Todo lo contrario, a las series tradicionales de televisión. Ocurre un fenómeno psicológico de empatía, de cercanía, porque sus personajes terminan siendo como de la familia. La extensión hace posible más datos, más conocimiento de los personajes, de cómo actúan o por qué. Además, han dignificado la televisión, con una calidad equiparable al cine. También los repartos comienzan a ser espectaculares, y muchos actores ya no tienen prejuicios a la hora de trabajar en este sector.

En un mundo postapocalíptico, un virus letal, el Captain Trips, ha sido diseñado como un arma biológica por el gobierno. Accidentalmente, es esparcido primero por América. Después, por todo el planeta, causando el fallecimiento de más del 99% de la población. Los supervivientes, tienen que encontrar la forma de resistir en este nuevo mundo. Pero existen dos mundos diferentes, y en oposición.

Estamos ante una serie que pudiera parecer oportunista debido a las circunstancias. Relatar un apocalipsis causado por un virus, podría ser innecesario, solo necesitamos salir de nuestras casas o encender el televisor. Esta serie se basa en una obra de Stephen King, que data de 1978, reeditada en 1990 con el título de Apocalipsis. Es la cuarta novela de King más popular y con mayor número de ediciones y traducciones. En 1994, la cadena televisiva ABC, ya realizó una primera versión, con guion del propio escritor, dirigida por Mick Garris.

En esta ocasión, se trata de una miniserie de 9 capítulos, metraje suficiente para reflejar todos los aspectos del libro, que posee gran extensión. Pero no se agotará la serie en el virus, se abrirán más posibilidades, más intriga, y el inevitable misterio asociado a Stephen King. En lo temporal, se ha recreado en la actualidad, aunque él sitúa la narración en los años 80. Cuenta con un reparto de lujo, incluso con una gran estrella, como es Whoop iGoldberg, aunque quizá solo pone el nombre, dado que su actuación parece sacada de cualquiera de sus films, ni siquiera lleva una caracterización digna. Un intenso Alexander Skarsgård, como antagonista, en una de sus mejores interpretaciones. El resto del reparto coral, es de gran altura, destacando a Owen Teague, (Harold Lauder), por su interpretación inquietante y misteriosa. Los directores utilizan el flashback para intercalar presente y pasado (BenjaminCavell ya hizo uso de este recurso notablemente en la serie Homeland), presentando a los personajes o explicando algunos aspectos relevantes, lo cual en algunos momentos despista al espectador.

Recuerda mucho esta técnica narrativa a otra mítica serie de televisión: Lost. Y las reminiscencias a Soy Leyenda o a TheWalkingDead son inevitables. La ambientación de esta serie es de un gran nivel. Se ha invertido en escenarios, y no en producción por ordenador. Además, no se escatima en violencia, el lado más salvaje del ser humano cuando una sociedad se ha desintegrado.

Una gran serie, como todos los productos bien adaptados de King, con la dosis justa de misterio y de alusión a lo sobrenatural. Contemplamos un gran apocalipsis, el fin de nuestra era tal como la conocíamos. Todo se desvía para destacar la eterna lucha entre el bien y el mal. Y, al final, una inesperada sorpresa, porque el desenlace ha sido reescrito sólo para esta versión.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados