Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

El fuerte viento avivó las llamas y el fuego se extendió rápidamente por las cubiertas

El fuego se propagó rápidamente por las cubiertas. SE

Un incendio calcinó ayer cuatro apartamentos de un bloque de viviendas adosadas de la parte alta de Tramacastilla de Tena, sin que hubiera daños personales. El fuego empezó pasadas las seis de la tarde en una de las edificaciones, por causas que se están investigando, aunque podría tener origen en una chimenea. De inmediato, se activaron todos los efectivos disponibles en la zona, pertenecientes al nuevo Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento (SPEIS) de la Diputación Provincial de Huesca (DPH). En el operativo participaron 15 bomberos del SPEIS y 1 del Servicio de Emergencias del Ayuntamiento de Jaca, con 2 autobombas, 2 autoescalas (1 de ellas del Servicio de Emergencias de Jaca) y 1 camión nodriza.

En el operativo de extinción fue necesaria la presencia de dos autoescalas. SPEIS

Debido al fuerte viento y al material de construcción de las cubiertas, que eran de madera, el fuego se extendió rápidamente a las viviendas contiguas. Los bomberos trataron en todo momento de impedir el avance de las llamas, pero al ser edificaciones conectadas, resultó complicado. Finalmente, fueron cuatro las casas afectadas en el siniestro, aunque se consiguió frenar la propagación del fuego a otro bloque de adosados.

El SPEIS destacó la “colaboración vecinal” durante toda la tarde, “ayudando en todo lo que fue necesario”, así como el apoyo logístico de la Guardia Civil, Protección Civil y los equipos médicos y ambulancias que acudieron al lugar.

El incendio quedó controlado antes de las diez de la noche, si bien un retén del SPEIS permaneció durante toda la madrugada vigilando que el fuego no volviera a activarse.

Estado en el que han quedado las cubiertas. SPEIS

Esta mañana, varios efectivos del Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento han acompañado a los propietarios de las viviendas, tanto las afectadas como las que no han sufrido daños, para ayudarles a trasladar sus enseres, ya que el bloque de adosados ha quedado precintado.

Esta es la segunda intervención en lo que va de año del nuevo SPEIS en las comarcas de la Jacetania y el Alto Gállego, tras el incendio que se produjo el pasado 2 de enero en Casa la Rubia de Jaca. Recordar que en aquel operativo intervinieron de manera conjunta bomberos del parque provincial y del Servicio de Emergencias de Jaca que el próximo mes de enero se incorporará al nuevo dispositivo dependiente de la Diputación de Huesca.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados