Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

La pandemia del coronavirus dejó en 2020 más de 1.500 contagios y 79 fallecidos en las comarcas de la Jacetania y el Alto Gállego. Biescas y Sabiñánigo fueron las localidades donde el covid-19 se dejó sentir con mayor virulencia en la primera ola, entre marzo y abril, mientras que en la segunda los casos se dispararon en Jaca, hasta el punto de concentrar solo en un mes, en noviembre, 23 muertes, en su mayoría personas mayores de las residencias Santa Orosia y Vitalia.

“La diferencia entre la primera y la segunda ola ha sido abismal, porque en la primera estuvimos muy bien y no hubo casi casos, y los que vimos fueron muy diferentes a los de ahora ya que la mayoría de los pacientes ingresaban en el hospital”, explica la coordinadora de la zona sanitaria de Jaca, Virginia López.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados