Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript
Los Reyes y los pajes en la plaza Cortes de Aragón antes de acudir a la recepción. ANA LÓPEZ ARTILLO

En circunstancias especiales marcadas por la pandemia, pero con la misma ilusión de todos los años, los niños de Jaca se acercaron este martes por la tarde hasta la Ciudadela para reencontrarse con los Reyes Magos y, guardando la distancia, recordarles algunos de los regalos que esperan encontrar el miércoles por la mañana en sus hogares. La pandemia obligó a suspender la tradicional cabalgata y el Consistorio apostó por mantener la recepción, adecuándola a las medidas sanitarias.

Dentro de la Jacetania, la magia y la ilusión llegaron a diferentes puntos. Melchor, Gaspar y Baltasar recibieron a los niños en el porche de la Ayuntamiento en Canfranc Estación e hicieron lo propio en el porche de la iglesia de Canfranc Pueblo. También les dio tiempo a pasar por Villanúa, recibiendo a los más pequeños en la iglesia de San Esteban.

En el Alto Gállego, los Reyes Magos hicieron parada en el polideportivo de la plaza de la Constitución, acompañados por la compañía de magia Civi Civiac. Durante la misma jornada, se dejaron ver por el Ayuntamiento de Biescas y el polideportivo de Sallent de Gállego, mientras que en Panticosa llegaron en quads y entregaron regalos en el parque y en la iglesia.

Por el contrario, Melchor, Gaspar y Baltasar no pudieron acercarse este año a las estaciones de esquí, que salvo Astún, permanecen cerradas a causa del confinamiento de Aragón y sus tres provincias.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados