Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

Aragón recibió el martes la segunda remesa fabricada por la farmacéutica Pfizer BionTech

Lidia Navarro, de 84 años, y José Bruballa, de 86, fueron los primeros oscenses en recibir la vacuna contra el coronavirus que comenzó a suministrarse el domingo 27 de diciembre en los centros residenciales de la comunidad autónoma. De esta forma, se dio inicio a un proceso que se desarrollará en los próximos meses y que alcanzará a todos los municipios aragoneses. El reparto de las vacunas será homogéneo entre centros públicos y privados, del medio rural y urbano.

La primera fase de vacunación está dirigida a residentes y personal sanitario y sociosanitario que trabaja en residencias de personas mayores y de atención a discapacitados. A este colectivo le seguirá el personal del ámbito sanitario y las personas consideradas grandes dependientes, con necesidad de intensas medidas de apoyo, que no estén actualmente institucionalizadas. Las siguientes fases irán entrando en calendario escalonadamente en los próximos meses, según la disponibilidad de las vacunas.

“Después de unos meses muy duros, por fin podemos poner en marcha esta estrategia de vacunación, que nos permitirá controlar la pandemia. El objetivo fundamental es reducir al máximo la morbilidad”, señaló el director general de Salud Pública del Gobierno de Aragón, Francisco Javier Falo, quien fue el encargado de presentar el dispositivo de vacunación covid-19 junto con el gerente del Servicio Aragonés de Salud, José María Arnal, y el jefe de servicio de Prevención y Promoción de la Salud, Luis Gascón. “No hay ninguna contraindicación absoluta frente a la vacuna, pero en caso de ser alérgico a medicamentos o tener algún cuadro infeccioso, hay que consultarlo con el médico. La vacuna es segura, necesaria y eficaz”, añadió Gastón.

En las últimas semanas, las residencias, con la colaboración del Departamento de Ciudadanía, han actualizado, a través de la aplicación web de notificación, registro y análisis de los casos covid en los centros sociales residenciales (Sircovid), los residentes y trabajadores que han dado su autorización para recibir la vacuna. A partir de esta información, Salud Pública ha organizado el orden y demás cuestiones logísticas para vacunar a estas personas en las propias residencias con la máxima eficacia en el aprovechamiento de las dosis de las que se dispone.

Para ello se ha establecido un sistema de planificación en el que los centros de salud comunican a la unidad central de almacenamiento y distribución a finales de cada semana, el programa de vacunación de la semana siguiente. En el mismo tienen que constar las residencias a vacunar a partir de las agendas generadas y obtenidas desde un apartado específico de Sircovid. Como regla general, se planifica la vacunación de lunes a jueves, dedicando el viernes a la recuperación de las posibles dosis no utilizadas por diferentes motivos, como negativas a vacunarse en el último momento o cuadros agudos que impidan la vacunación.

En Aragón, la previsión es que en las primeras semanas lleguen 12.000 dosis semanales de la primera vacuna autorizada (BNT162b2 de Pfizer BionTech, con las que se podrá vacunar a residentes y trabajadores sociosanitarios de las dos dosis recomendadas.

Llegada de la segunda remesa de vacunas el día 29 al Clínico de Zaragoza | GOBIERNO DE ARAGÓN

Señalar que el martes 29 Aragón recibió la segunda remesa, integrada por un total de 2.340 viales, lo que supone 11.700 dosis, aproximadamente. Las 12 bandejas en las que se distribuyen fueron entregadas al servicio de Farmacia del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza, el punto de almacenaje desde donde se realiza el reparto a los diferentes centros de salud.

El retraso de un día en recibir el material (estaba previsto que llegara el lunes) ha obligado a modificar la planificación inicial del Departamento de Sanidad, de modo que la reanudación de la vacunación tuvo lugar el miércoles. La previsión es que con esta remesa se pueda vacunar entre 1.600 y 1.700 personas de toda la comunidad. La distribución de las residencias por sectores sanitarios es: Alcañiz (10 residencias), Huesca (4), Zaragoza I, II y III (9), Teruel (5), Barbastro (5) y Calatayud (2 residencias).

Atención Primaria, el eje de la vacunación

La vacunación pivota en torno a la Atención Primaria –y a los servicios de Prevención de Riesgos Laborales en el caso de los trabajadores sanitarios–, y ha requerido una logística especial por las características de la vacuna. En Aragón existe un único punto de almacenaje en el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, donde se han instalado dos ultracongeladores capaces de mantener las dosis recibidas a una temperatura de -80 grados. De ahí son distribuidas a los centros de salud a través de 3 rutas urbanas en la ciudad de Zaragoza y de otras 15 rutas en el resto del territorio.

Este transporte se realiza en un tiempo máximo de 7 horas en condiciones de refrigeración de entre 2 y 8 grados. Una vez en el centro, las vacunas se pueden mantener en esas mismas condiciones de refrigeración durante un máximo de 120 horas desde la recepción. La distribución del material auxiliar (jeringas y agujas) necesario se lleva a cabo desde los almacenes centrales del Servicio Aragonés de Salud, ubicado en la plataforma logística de Zaragoza PLAZA.

Cuando la campaña de vacunación se abra a otros colectivos en los próximos meses, cada centro de salud deberá tener la previsión de cuántas dosis va a necesitar en esas horas que siguen a la recepción de la vacuna, para solicitar esa cantidad concreta, en un sistema semanal similar al que se está aplicando con las residencias. Esta información se obtendrá a partir de un sistema de cita previa para los usuarios que se está articulando en Salud Informa y que empezará a funcionar cuando la vacunación pase a las siguientes fases (en residencias y personal sanitario no es necesario). Cada centro de salud establecerá su agenda, dimensionada de acuerdo con su capacidad de vacunación.

Formación del personal

Las características técnicas y las condiciones de manejo y administración que presentan las distintas vacunas que, previsiblemente, irán llegando en los próximos meses, han hecho necesario reforzar la información y la formación al personal sanitario y, especialmente, al personal de enfermería, quien ha asumido, en mayor medida, el peso del procedimiento de vacunación.

Para ello, se han elaborado materiales específicos en distintos formatos, tanto protocolos y orientaciones técnicas en forma impresa, como materiales gráficos y audiovisuales, que explican detalladamente el procedimiento de preparación, carga y administración de la vacuna, así como las necesidades de registro y control de las dosis inyectadas y procedimientos de citación generales que incluyan las segundas dosis.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados