Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

 Asciende a 20,7 millones de euros, 2,5 menos que el ejercicio anterior

Plano del elevador de la avenida Perimetral. EL PIRINEO ARAGONÉS

El pleno extraordinario celebrado este pasado lunes por el Ayuntamiento de Jaca aprobó un presupuesto de 20,7 millones de euros para el año 2021 (2,5 millones menos que el ejercicio anterior). Las cuentas salieron adelante con el respaldo del equipo de gobierno compuesto por PSOE, CHA y Más Jaca (Podemos-Equo). PAR y Ciudadanos se abstuvieron, mientras que PP y Vox votaron en contra. La plantilla municipal se aprobó con los mismos votos.

“No es el presupuesto que querríamos para el próximo año, pero es el que podemos y debemos hacer para apoyar a nuestros vecinos: a las familias y al tejido económico”, aseguró la concejala de Hacienda, Olvido Moratinos (PSOE), que añadió que “las cuentas se centran en el COVID-19, por lo que las grandes inversiones tendrán que esperar a la incorporación de remanente, cuando se liquide el presupuesto de este año, en febrero o marzo”.

El capítulo de inversiones asciende a 1,6 millones de euros y se centra en completar actuaciones dotadas con el apoyo de otras instituciones. Es el caso del elevador de la avenida Oroel (685.000 euros, con un 45% de fondos europeos) y la reurbanización de la calle Campoy Irigoyen (247.000 euros sufragados al 85% por la DPH) o la Casa Don Valero, con 296.000 euros, de los que el 10% se sufraga con fondos europeos.

Con el remanente se espera impulsar la segunda fase de la urbanización de la calle Fondabós, la adecuación de la estación de autobuses, el arreglo de la cubierta del Centro Cultural La Paz o el lanzamiento de nuevos productos turísticos. En el marco del COVID-19, se van a destinar 200.000 euros a empresas y autónomos, 100.000 euros en bonos para el comercio y 100.000 euros con destino al área social de la Comarca de la Jacetania.

Para Carlos Serrano (PP), “es un presupuesto ideológico que pocas soluciones va a aportar a los vecinos”. El concejal se mostró “decepcionado” y aseguró que “las ayudas -contra los efectos de la pandemia- son totalmente insuficientes”. También, denunció “el desfase” de las obras de la Casa Don Valero y criticó “la excesiva subvención a la Comarca, ante la desidia del Gobierno de Aragón” a la hora de financiar a los entes comarcales.

Fran Aísa (PAR) animó al equipo de gobierno a definir su modelo de ciudad, al tiempo que mostró su apuesta por “proyectos creíbles, que son los que dan trabajo”. Además, señaló que “mediante crédito, se podían hacer algunas inversiones y adelantar los plazos”, sin tener que esperar a la liquidación del presupuesto de 2020.

Según Javier Acín (CHA), “no es el presupuesto ideal” para su partido, “pero es el que, por responsabilidad política, debemos ejecutar”. “Parece austero y exclusivo del equipo de gobierno, pero no lo es. Parece social y sí lo es”, agregó el concejal, que pidió “confianza a los otros grupos, comprensión a los vecinos y ayuda a los técnicos” para sacar adelante estas cuentas.

Carlos Reyes (Más Jaca. Podemos-Equo) apuntó que “es un presupuesto pensado para buscar el máximo consenso y dirigido a paliar la crisis del COVID-19 dentro de lo posible”. En este sentido, destacó el esfuerzo de clubs y asociaciones que han visto reducidas sus subvenciones, al igual que sucede con las partidas dedicadas al Festival Folclórico de los Pirineos, el Primer Viernes de Mayo y las fiestas de Santa Orosia.

Marta Moreno (Vox) comentó que “es un presupuesto excepcional para la crisis”, pero alertó de que “las ayudas no son suficientes”, por lo que solicitó un mayor respaldo económico “para las familias más vulnerables y las empresas, que lo necesitan de forma prioritaria”. Además, instó al equipo de gobierno a “usar el remanente de forma responsable” y aseguró que las propuestas de su partido iban encaminadas a “revisar los gastos y optimizar los recursos”.

Por último, Matilde Campo (Ciudadanos) dijo que “es un presupuesto COVID, ligado al remanente y marcado por el recorte de ingresos”. “No nos parece mal, pero todo es mejorable”, agregó la edil, que cree que hay que dar prioridad a políticas que “reactiven la economía municipal”, por lo que en inversiones apuesta por “acabar los compromisos adquiridos” y posponer los proyectos más costosos.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados