Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

Duración: 118 min. País: Estados Unidos. Dirección: George Clooney. Guion: Mark L. Smith. (Libro: Lily Brooks-Dalton). Música: Alexandre Desplat. Fotografía: Martin Ruhe. Reparto: George Clooney, Felicity Jones, Kyle Chandler, David Oyelowo, Tiffany Boone, Caoilinn Springall, Demian Bichir, Lilja Nótt Þórarinsdóttir, Tia Bannon, Sophie Rundle, Ethan Peck, Tim Russ, Miriam Shor, Jill Buchanan, Kishore Bhatt, Bharat Mistri, Natasha Jenssen, Olivia Noyce, Edan Hayhurst, Atli Oskar Fjalarsson, Grant Crookes. Productora: Anonymous Content y Netflix.

Augustine, (George Clooney), es un científico solitario en el Ártico que trata de contactar con una nave espacial cuando intenta regresar a la Tierra. Augustine quiere impedir que Sully (Felicity Jones) y todos sus compañeros astronautas regresen a su hogar, donde se ha producido una misteriosa catástrofe global.

Nueva película del director/actor George Clooney, situando el film en dos líneas argumentales. Por una parte, la situación distópica del científico, quien cree ser el último ser en el planeta. Y luego, la narración de la nave espacial con todo tipo de contratiempos. Esos saltos de escenario hacen que no lleguemos a implicarnos emocionalmente, ni con los astronautas, ni con el científico, restando intensidad dramática. Y menos con el flashback inocuo que va alternándose. Clooney toma prestados otros films, en los que él mismo participó, como Gravity, Solaris y Tomorrowland. Además de licencias narrativas al estilo de Contact, Interstellar… casi todas ellas mejores que esta producción. La novela de Lily Brooks-Dalton, punto de partida para el guion de este film, contiene más posibilidades, pero la adaptación resultaba complicada, y no ha sido todo lo satisfactoria que hubiéramos deseado. En algunos círculos de admiradores de la escritora, creen que Clooney ha boicoteado el espíritu real de la novela. Ha derrochado efectos especiales en lo relativo a las escenas del espacio, muy logradas, aunque el mérito es de Martin Ruhe, el director de fotografía. Destacaremos una banda sonora del sólido Alexandre Desplat (Mystic River, obra de Clint Eastwood, y Argo, de Ben Affleck), que nos traslada a planetas imaginados y a la inmensidad del Universo con una gran belleza. Reparto desigual, en el que ni el propio director aporta demasiado. Nadie brilla, ni podemos hacer una especial mención, en un reparto demasiado plano.

Al menos, y aunque la película no logre convencer, sí que traslada la sensación de que el ser humano terminará por autodestruirse. Lanza, además, una llamada ecologista para intentar salvar la humanidad, en un momento en el que la pandemia ha relegado a un segundo plano la lucha por el cambio climático. También aporta un mensaje navideño, aunque no haya signo alguno en el metraje, consistente en permanecer cerca de las personas a quienes queremos.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados