Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

TONI DE ANDRÉS GASTÓN

“Es un libro de recuerdos y sentimientos en un tiempo difícil y desconocido para todos”

Toni de Andrés Gastón es socio de la Peña Estrapalucio de Jaca y acaba de publicar el libro Recetas para un aislamiento, con Ediciones Arcanas. El autor, hoy jubilado, tras 38 años como médico y 22 dirigiendo grandes hospitales, da rienda suelta a su pasión por la cocina a través de una singular obra que recoge más de un centenar de propuestas gastronómicas que compartió con el grupo de WhatsApp de la peña desde el encierro que vivió en su casa de Sitges (Barcelona), en el marco del confinamiento domiciliario que tuvo lugar durante la pasada primavera. Por entonces, alrededor de 290 de sus contactos recibían a diario una foto, un mensaje o una frase y la receta que elaboraba el mismo día, en lo que supuso una buena forma de estrechar lazos, generar entretenimiento y levantar el ánimo en una de las peores etapas de la pandemia.

“La idea inicial no era hacer un libro, sino mandar a un conjunto de amigos y familiares alguna actividad que los mantuviera dentro de lo posible alejados del tedio y el miedo que comportaba vivir una situación de confinamiento desconocida, muy prolongada y desde luego amenazante”, explica Toni de Andrés, consciente de que “había que salir de alguna forma de la desesperanza en la que estábamos todos inmersos”.

“Mi profesión como médico me permitió desarrollar la vida profesional con plena satisfacción, pero siempre me gustó mucho la cocina, donde solía obtener momentos de relajación personal”, continúa el autor, al que “esta vocación llevó, una vez ya jubilado, a realizar los cursos de alta cocina de la Escuela Hofmann de Barcelona y diversos cursos monográficos, algunos con la escuela del chef Alain Ducasse”.

Durante el confinamiento, el de Sitges preparó las recetas del libro, que compartió por WhatsApp hasta el 1 de junio, cuando comenzó la desescalada y dejó de entretener a sus compañeros de la peña, que jugaron un papel importante. “Sin ellos, no hubiera tenido las fuerzas, ni el ánimo para no dejar ni un solo día de mandarles unos buenos días, una foto de nuestra tierra, unas frases de ánimo o una meditación y la receta”, afirma.

“La Peña Estrapalucio es mucho más que un grupo heterogéneo y plural de gente más o menos mayor con ganas de pasarlo bien en fiestas y celebraciones especiales, o de saber disfrutar todos juntos de nuestras reuniones frecuentes alrededor de una mesa”, apunta Toni de Andrés. “Estrapalucio es un signo de identidad de una forma de entender la convivencia, la participación, el apoyo mutuo y el respeto a las diferencias, pero por encima de todo los estrapalucios son gentes con un concepto de la solidaridad y el honor absolutamente ejemplares”.

Entre fogones, el médico se propone entretenerse y atender a familia y amigos “de forma excelente, si es posible”. “Mi vocación surge de la curiosidad por la cocina de Paul Bocuse o Joël Robuchon”, asegura el autor, que tiene claro –y así lo expresa en el libro– que “la moderna cocina fusión es demasiado artificial”, por lo que prefiere “la modernidad de la cocina de siempre, pero bien ejecutada”.

Su obra es fruto “de mucho trabajo”: 75 entregas diarias (desde marzo), 115 recetas completas “con explicaciones meticulosas”, 516 páginas enviadas y 1.204 imágenes de cada paso dado en la cocina. El libro no sigue ningún criterio a la hora de ordenar las recetas, que “fueron surgiendo en función de los suministros que había en casa durante semanas en las que fue complejo conseguir productos o simplemente, poder salir de casa”.

Además, “la interacción constante con todos los que recibían las recetas, bien haciéndome propuestas, bien mandándome sus cosas hechas en el confinamiento, hizo que todo fluyera libremente”, según Toni de Andrés, que se propuso “mandar un mensaje positivo, sin planificación y sin la intención de sacar un libro como éste, que por eso es tan especial, diferente y espontáneo”. “Como bien dice el presidente de la peña, José María Vizcarra, es un libro de sentimientos y de vivencias con algún adorno de recetas por el medio”.

Su receta preferida del libro es la 17 –Costillas de cerdo al estilo de mi mamina– “al ser un recuerdo de la infancia” y sobre todo, de su abuela Carmen. En caso de tener que cocinar para niños y teniendo muy presente a su nieto Pau, escoge la receta 6 –Patatas corazón con picantito y hamburguesa–, “siendo el picantito el kétchup y solo haciendo falta tener un molde para cortar las patatas como un corazón”.

Para las Navidades, “recomendaría algo que no dé mucho trabajo y sea fácil de hacer, como la receta 7: Canelones de calabacín o berenjena”. “Buena parte de la Peña Estrapalucio lo sabe ya elaborar, porque hicimos un monográfico de cocina práctica hace unos meses y les encantó. Lo hicieron fantásticamente bien”, declaró.

Según Toni de Andrés, “éste es un libro de recuerdos de un tiempo difícil y desconocido para todos, es un libro de sentimientos, de pasión y esperanza a la vez; por tanto, creo que puede servir a muchos para recordar esos tremendos meses de confinamiento, en los que quien más quien menos hizo una involución emocional a sus vivencias infantiles, juveniles y de familia”. “Es un libro de todos y para todos”.

El médico sugiere “leerlo de corrido, como una novela”, porque “así se percibe mucho mejor cómo fluyeron esos sentimientos de fobia, temor y esperanza a lo largo de esos dramáticos tres meses de un confinamiento desconocido que nos ha dejado tantas secuelas en todos los órdenes de esta nueva vida o como gusta decir a las autoridades, esta ‘nueva normalidad’”.

Toni de Andrés tiene la ilusión de presentar la obra en Jaca. “No podría ser en otro sitio. El libro lo publico yo, pero es de todos los que nos acompañamos a través del WhatsApp y desde luego, de forma muy especial, de los miembros de esa gran familia que es la Peña Estrapalucio”, asegura el autor, que se propuso “hacer algo digno” y encargó el proyecto a Ediciones Arcanas, “una editorial de gente joven y emprendedora”.

“Rápidamente, me dieron esperanzas y la satisfacción de realizar una primera edición particular de 250 ejemplares que se ha distribuido sobre todo entre amigos y familiares. El día 22 sale ya a la venta la segunda edición. Como es lógico, me da una enorme satisfacción y espero que quien lo tenga comprenda las especialísimas circunstancias en las que se ha realizado esta publicación”, concluye.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados